10 de febrero de 2019

Brenda Ann Spencer: "No me gustan los lunes"

Mañana del 29 de Enero de 1979. Brendan Ann Spencer, de 16 años, apunta por la ventana al colegio de enfrente, con el rifle que su padre le regaló en lugar de la radio que había pedido. Comienza a disparar. Mata al director y al conserje y hiere gravemente a ocho niños y un policía. Luego se atrinchera en su casa.

Aunque fueron enviados negociadores, se negó a dialogar con ellos, aunque sí accedió a conceder entrevistas a los medios. Tras su detención, se le preguntó sobre el motivo de su ataque. "No me gustan los lunes", declaró, "Esto me alegra el día". Luego añadió "No tengo ninguna razón más, sólo fue por divertirme, vi a los niños como patos que andaban por una charca y un rebaño de vacas rodeándolos, así que eran blancos fáciles para mí".

Brenda Ann fue condenada a prisión, de 25 años a cadena perpetua. Hasta hoy se le ha denegado varias veces la libertad provisional.

Estos hechos y la infame cita inspiraron a Bob Geldof la canción "I don't like mondays".

1 de febrero de 2019

Últimas palabras

 
"When I die, bury me deep, lay two speakers at my feet, put some headphones on my head and rock 'n' roll me when I'm dead."
                   
Últimas palabras de Douglas Alan Roberts, condenado y ejecutado en Texas en 2005, por robo, secuestro y asesinato. Texto con el que también se inicia la película Mandy (2018), protagonizada por Nicholas Cage y dirigida por Panos Cosmatos.