29 de diciembre de 2015

Mitch Hedberg en tipografía cinética

Mitch Hedberg era un one liner. Un cómico cuyos monólogos consistían en gran parte en una retahíla vertiginosa de chistes de una sola frase o que giraban en torno a un solo concepto, inconexos entre sí. Con su porte retraído, su pelo cubriéndole media cara y sus gafas de sol ocultando sus ojos, subía al escenario, a veces borracho, a veces colocado de heroína (a veces ambas cosas), cogía el micro y comenzaba a disparar todas esas ideas absurdas que en algún momento habían pasado por su mente, que había apuntado en montones de papeles y libretas (al menos así me gusta imaginarlo a mí), saltando de un concepto a otro a la velocidad del Halcón Milenario.

Desgraciadamente, murió bastante joven, a los 37, en 2008, muy probablemente intoxicado por cocaína y heroína.

YouTube está lleno de vídeos de sus actuaciones pero no he encontrado ninguno subtitulado en español, así que lo más cerca que estoy de entender su verborrea es esta recopilación de vídeos en los que se juega con la "tipografía cinética".

Si eres norteamericano, o has vivido el suficiente tiempo en los Estados Unidos, no tendrás ningún problema para entender de qué habla. Si tienes un nivel alto de inglés, no tendrás grandes problemas tampoco. Pero si eres murciano como yo, o de alguna especie similar, quizá te vengan bien ciertas aclaraciones para pillar las referencias que suelta. Y para eso estoy yo aquí.



Boise: capital del estado de Idaho.
Downtown: zona más céntrica y comercial de una gran ciudad.
Subway: importante cadena de restaurantes especializada en bocadillos fundada en 1965. Es la franquicia con más establecimientos del mundo. En España hay unos 53.



-Club sandwich: tipo de sandwich de tres pisos, cuyos ingredientes suelen ser pavo, bacon, queso, tomate, lechuga, mayonesa, y, en ocasiones, una "salsa secreta" que depende del local. En España se suelen encontrar en locales de comida rápida, como VIPS.



"Two all beef patties, special sauce, lettuce, cheese, pickles, onions on a sesame seed bun": slogan y jingle de un anuncio del Big Mac que probablemente le fríe el seso al 50% de los americanos desde 1975.
"Prices and participation may vary": mensaje comercial habitual en EEUU que avisa de que el dueño del local de una franquicia puede cambiar hasta cierto punto los precios y el compromiso con la política oficial de la franquicia.



How long can a CD be?: "¿Cómo de largo puede llegar a ser un CD?". Se refiere al disco en el que se está grabando el monólogo para ser comercializado más tarde. Un producto habitual en el mundo del humor en EEUU.





Mr. Pibb (en el vídeo aparece como "Mr. Pib"): refresco actualmente conocido como Pibb Xtra, lanzado por Coca-cola en 1972 para competir con Dr. Pepper, una de las bebidas más famosas de los EEUU.








Wampum: collares de cuentas hechas con conchas por los nativos americanos usados como regalo, método de narración o símbolo de autoridad. Los colonos lo interpretaron como una moneda de cambio. Por supuesto, lo jodieron todo produciendo más y mejores wampums, devaluando esta "moneda".



Página de "escritura libre" de Mitch Hedberg. 
No se puede negar que su letra tenía personalidad propia. 
Merece que alguien cree una fuente tipográfica basada en ella.

12 de diciembre de 2015

Pasó 2 días seguidos viendo Los Simpons y tomando LSD y la conclusión a la que llegó te sorprenderá

Fuente de la imagen: Simpsons Screens, cuenta de Twitter que tuitea un fotograma 
de la serie al azar cada media hora.

El redditor Doobieschnauzer tuvo la genial idea de meterse ácido y sentarse delante de unos capítulos de Los Simpsons durante dos días seguidos, a ver qué pasaba, y tras la experiencia quiso compartir sus descubrimientos con sus compañeros de Reddit en este hilo. Creo que con este experimento, la mente de Doobie abierta a nuevas ideas y conexiones gracias a los efectos de la dietilamida de ácido lisérgico llegó a conclusiones en realidad bastante clásicas. La ficción se ha basado siempre en arquetipos humanos con los que los espectadores, oyentes, lectores, etc, pueden sentirse identificados y comprenderse mejor a sí mismos. Las narraciones y obras de arte de la historia humana están pobladas de personajes como el bufón, el maestro, el pícaro, la princesa en apuros, el inocente, la sacerdotisa del placer, el rescatador, el héroe torturado, el malvado ambicioso... Arquetipos con los que quizá en realidad no te identifiques personalmente, pero, maldita sea, son piezas para unas historias cojonudas.

Los Simpson llevan creando contenido, personajes, arquetipos, tramas, memes y frases citables desde hace 26 años. Lo que me extraña es que no se hayan hecho más estudios profundos sobre la relevancia filosófica de esta serie, no necesariamente bajo la influencia del ácido lisérgico. Más de uno habrá por ahí.

Los Simpson es la mejor serie jamás creada. Los Simpson es la historia de todos nosotros. Cuando los marcianos vengan y nos pregunten por nuestra historia, les entregaré todas las temporadas de Los Simpon en DVD, o lo que sea que usen ellos.

Todos somos Bart. Todos nos sentimos despreciados porque la gente decide centrarse en nuestros defectos en lugar de en nuestras virtudes. Hemos tenido malas influencias y hemos sido una mala influencia. Todos buscamos estímulos y emociones que nos acaban haciendo daño a nosotros mismos o a los que nos rodean.

Todos somos Lisa. Todos nos sentimos despreciados cuando intentamos ser la voz de la razón y la inteligencia, y la gente a la que queremos nos ignora. Todos sentimos que no estamos yendo a ninguna parte, a pesar de nuestros dones. Todos nos sentimos atrapados, rodeados de gente que nunca nos comprenderá.

Todos somos Marge. Todos nos sentimos despreciados cuando epxresamos nuestra preocupación por la gente a la que queremos y éstos nos catalogan como a una molestia. Todos nos sentimos asfixiados por nuestros seres queridos, hasta el punto de no llegar a desarrollar nunca nuestra propia personalidad.

Todos somos Homer. Todos nos sentimos despreciados cuando no nos lo merecemos. Todos somos volátiles y obstinadamente ignorantes. Todos intentamos ahogar el dolor de una vida que nunca nos satisfará, hasta el punto de dañar a nuestro cerebro.

Todos somos Maggie. Todos nos sentimos despreciados porque no se nos escucha y somos facilmente olvidados. Todos tenemos talentos que sentimos que nadie más puede ver. Y, si consumes tantas drogas como yo, probablemente te tropezarás bastante a menudo.

Nunca terminan de encajar, no importa cuánto se esfuercen. Y nunca cambian.

Todos tenemos malos padres y seremos malos padres (los que tengamos hijos), y a todos nos parece romántica la codependencia.

Springfield es un cerebro humano. Cada uno de sus habitantes es una representación perfecta de una parte de nosotros.

Shelbyville es otro cerebro humano. Nos odiamos unos a otros sin razón, aunque seamos exactamente lo mismo.

Los Simpsons hicieron evolucionar a la sociedad americana. Nos hicieron hablar sobre la corrupción existente en ambos bandos de la política, sobre los derechos de los gays, la manera de criar a nuestros hijos y mascotas, la ética vegetariana, los clichés existentes en las historias que consumimos, y sobre practicamente todo.

Los mejores animadores (como Brad Bird) y los mejores guionistas de comedia trabajaron en Los Simpson, sentando las bases de cómo escribir comedia y animarla hasta el punto de que todo el mundo acabó copiándoles.

Pero la belleza en Los Simpson radica en que ellos copiaron todo lo que hacían. La belleza de Los Simpson está en que todos somos iguales, y todo se ha hecho ya, así que ya no tenemos excusa para crear y expresarnos nosotros mismos libremente.

Todos somos Springfield. Somos Simpons. Matt Groening es un dios. DanCastallaneta, Yeardly Smith, Nancy Cartwright, Julie Kavner, Hank Azarea y Harry Shearer son algunos de los mejores satíricos, improvisadores y actores de doblaje que han existido jamás.
Todos a meterse ácido y a ver Los Simpon. El tiempo de Los Simpson es ahora. Dios bendiga a Los Simpson.

11 de diciembre de 2015

Melissa

Cuando has pasado horas y horas jugando a ciertos juegos, cuando has estado atascado una y otra vez en ciertas pantallas o modos de juego, te sientes abrumadoramente inundado de recuerdos y sensaciones cuando años después vuelves a escuchar las bandas sonoras que acompañaban esos momentos. Ese fue el caso de un usuario que no pudo evitar dejar un comentario en YouTube contando la historia que venía a su memoria cada vez que volvía a escuchar este tema de la banda sonora de la primera entrega de Los Sims, aquel juego donde creábamos una familia, les dábamos una casa y les intentábamos hacer progresar en la vida... Eso cuando no nos dedicábamos a ser dioses crueles y les encerrábamos sin comida ni retrete o hacíamos que se quedaran encerrados en piscinas sin escaleras de salida, donde nadaban hasta desfallecer y ahogarse. Todo por una mezcla infantil de diversión y curiosidad.

Pero overtheunder5 tenía otro tipo de recuerdo asociado a esta canción, un recuerdo sobre un amor de colegio.

Por favor, escuchad la canción en cuestión mientras leéis la historia para sentir un efecto completo de devastación emocional.



 
Cuando estaba en octavo tenía una amiga llamada Melissa. Estaba totalmente colgado por ella, y si miro atrás en el tiempo, puedo decir que la quise más que a ninguna mujer con la que haya salido en mis 25 años de vida. Melissa murió en un accidente de coche con sus padres. Nunca supo lo que sentía por ella. A veces pienso que si se lo hubiera dicho seguiría aun viva. Hice una familia y Melissa era mi esposa. Teníamos dos hijos y millones de simoleones*. Cada par de años o así vuelvo a encender mi viejo PC para ver qué tal le va. Es feliz.
* Moneda usada en Los Sims.

Durante un tiempo Melissa siguió existiendo en un mundo de ceros y unos y tuvo una buena vida con alguien que le amaba como nadie la amó jamás. Siguió teniendo necesidades y sentimientos, cambios de humor, tuvo trabajo y vio la tele, hizo amigos, besó, amó, conversó y conoció la alegría de ser madre. Al menos hasta el día en que el jugador tuviera que formatear su ordenador. ¿Haría una copia de seguridad de los archivos donde estaban guardados la partida y todos los datos de Melissa? Y aunque fuera así, aunque lo guardara en un disco duro externo o en la nube, ¿cuándo serán borrados esos datos, cuándo serían inutilizados destruídos esos discos, esos datos o esos ordenadores?

Sea como sea, con total seguridad podemos decir que el día en que un meteorito brutal impacte contra la Tierra será el día en que Melissa definitivamente desaparecerá sin remedio... A menos que una raza alienígena con conocimientos y equipamiento compatible con nuestra informática encuentren tras la catástrofe, entre los restos de una antigua civilización extinta, un pequeño disco duro donde Melissa espera a que alguien vuelva a iniciar el juego y se asome a su diminuta vida.

4 de diciembre de 2015

Alimentando a Deepdream

La gente sigue experimentando con las posibilidades de Deepdream. ¿Qué pasa cuando le alimentas con una imagen de un corazón sangrante y le pides que reconozca patrones similares en una foto de Kim Jong Un (en la que sale guapísimo, por cierto, dan ganas de pellizcarle los mofletes)?



¿Y si le alimentamos con imágenes de Pikachu?


 Autor: lagerdalek

¿Y si deepdreameamos una foto de Hitler a partir de una serie de imágenes de Mi Pequeño Pony? (Autor desconocido).


¿Y si lo alimentamos con imágenes de personajes manga y hentai? (autor desconocido)