15 de junio de 2009

World of Warcraft mató al programa espacial

Traducido parcialmente del artículo Videogames and the impossibility of escape from planet Earth, de Jim Rossignol.

"Durante un tiempo he estado interesado en la Paradoja de Fermi. Es una observación sobre la probabilidad de que formas de vida inteligentes extraterrestres visiten la Tierra. Los cálculos de Carl Sagan en su libro "Cosmos" sugieren que, dada la edad del universo y el número existente de estrellas (y asumiendo que la existencia de vida y progreso en la Tierra son valores típicos para el resto del universo) debería haber cierta cantidad de alienígenas tecnológicamente avanzados. El físico Enrico Fermi se preguntó por qué, si todo eso es cierto, por qué no hay evidencias, o naves o sondas exploradoras de estas criaturas que hayan llegado a nuestro sistema solar. Si los números sugieren que los alienígenas existen, ¿dónde están?

[...]Podrían habernos pasado por alto, o podrían no querer interactuar con nosotros, o podrían estar ya aquí pero no ser reconocibles. Mi favorita es una variante de la hipótesis "simplemente se quedaron en casa", de un colega llamado Michael Huang. Él sugirió que los alienígenas crearon una versión tan increíble de World of Warcraft que la vida real acabó pareciéndoles aburrida, y rechazaron las dificultades del viaje espacial. Desde luego, si el vuelo espacial realmente va a llevar miles de años, cientos de generaciones e inmensos recursos que bien podrían emplearse en pasarlo bien, por qué millones de seres conscientes iban a dilapidar sus vidas en hacerlo posible?

Quizás el caso es simplemente que estamos atrapados en este planeta, o en este sistema solar. ¿Dónde irán entonces los exploradores? Probablemente a donde ya han ido generaciones de especuladores y dispuestos pioneros: hacia la imaginación humana. Acabaríamos, no exactamente en el sentido que propuso JG Ballard, explorando el espacio interior.

[...] El futuro de los juegos ofrece increíbles perspectivas de exploración que incluso ahora difícilmente podemos concebir. Quizá lo que acabemos explorando, esos lugares que otros exploradores de los sueños y pesadillas nos han traído para que examinemos, acaben siendo más importantes para la trayectoria de la raza humana de lo que nadie está preparado para reconocer. Si esos modelos creados mezclando código e imágenes estáticas nos han llevado ya tan lejos, con toda esa tecnología y cultura, si han impulsado hasta esa consciencia que se requería para crear la era moderna, ¿hacia dónde dirigirán el trampolín la actual paleta ilimitada de material digital? ¿Qué descubriremos en ese viaje hacia el interior profundo, habiendo abandonado nuestros sueños de caminar por las estrellas? Podría resultar increíble, o bien inafrontáblemente horrible.

Quizá nosotros y nuestros equivalentes alienígenas estamos atrapados en nuestros apartados mundos, pero aun así seguiremos explorando extraños y nuevos mundos. Quizá incluso podríamos imaginarnos unos a otros, ir a la guerra y vencernos en nuestras respectivas simulaciones intergalácticas, sin llegar nunca a encontrarnos, o siquiera comunicarnos."

No hay comentarios: