21 de noviembre de 2015

I am become death, the destroyer of worlds

Supimos que el mundo no sería el mismo. Unos cuantos rieron, unos cuantos lloraron, muchos estuvieron en silencio. Recordé la línea de la escritura hindú, el Bhagavad-Gita. Vishnu está tratando de persuadir al Príncipe para que haga su deber y para impresionarlo toma su forma de múltiples brazos y dice, “Ahora me he convertido en Muerte, destructor de mundos.” Supongo que todos pensamos eso, de una u otra forma.
Robert Oppenheimer hizo esta declaración refiriéndose a lo que sintió al estar presente en la primera detonación de una bomba nuclear, el 16 de Julio de 1945, en la Prueba Trinity, en Nuevo México. Oppenheimer fue un físico con un papel fundamental en el Proyecto Manhattan para desarrollar las primeras armas nucleares de la historia, y es considerado uno de los padres de la bomba atómica. Estas palabras expresan su súbita toma de consciencia de lo que había hecho y lo que implicaba. De las consecuencias de sus actos. A partir de aquel preciso momento, la historia del mundo iba a cambiar para siempre. Si os fijáis, todavía puede verse en su mirada el gran peso que carga desde entonces.

Este texto se meta-cita también en cierta escena de la película Ex Machina, en un diálogo entre los dos protagonistas implicados en las pruebas para encontrar la primera inteligencia artificial auténtica. Por el momento todo está en calma, pero son conscientes de lo que está por venir como consecuencia de sus actos.

-La hemos liao parda.
-Sí, pero, por otra parte, ¡robopilinguis!
-Eso sí.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay una canción de Nadja que se llama asi. Now I Am Become Death, The Destroyer Of Worlds

Oruga dijo...

Cierto:

https://www.youtube.com/watch?v=DXzSVT0oG7U

De hecho creo que descubrí esta cita de Oppenheimer por este vídeo. Esta fue una de las primera canciones que me impactaron cuando empecé a frecuentar /mu/. 10 minutacos del metal más lento que ha conocido el hombre. Me hizo darme cuenta de que había otros mundos musicales por explorar.