19 de mayo de 2017

Gucci, Fantano y la corporativización de los memes

Es 2017 y ya nadie compra relojes porque todo el mundo tiene unos numeritos en su móvil que no tienen más que mirar para saber la hora. Ya nadie compra relojes de esos, de manecillas, sólo relojes que lleven la palabra "smart" delante, aunque sea muy jodido pulsar esos botoncicos tan pequeños con tus dedacos. Eres Gucci, (no confundir con Gucci Mane) una poderosa y glamurosa marca de moda de alto standing, así que, ¿qué haces para vender un artículo obsoleto y que parezca fashion a la vez que atraes a las nuevas generaciones de gente a la que le sobra la pasta? Les hablas en su idioma. Te subes al carro de los memes. Fagocitas, perviertes, violas la última tendencia, como ha hecho siempre la publicidad. Insertas tus huevos en su interior y esperas a que eclosionen sin que la colonia original note la diferencia.



Así que Gucci contrató a publicistas y artistas visuales como Sebastian Tribbie o Jessica Anteby, memeros profesionales, y lanzó en Instagram el hashtag #TFWGucci ("That Feel When Gucci"). Y a partir de ahí se les debió ir un poco la mano, porque la gente empezó a preguntarse a qué se debía semejante aluvión de memes, si la cosa era realmente así o más allá había una conspiración misteriosa omg real annunaki shapeshifter caught on tape must watch!

Y ahora pasemos a Anthony Fantano. Anthony Fantano, uno de mis husbandos. Es mi esposo en la distancia aunque él no lo sepa, aunque para mí sólo exista en forma de píxeles y ondas de sonido.

Incansable, en su proyecto y canal The Needle Drop va analizando y haciendo review tras review de todos los nuevos discos que van saliendo al panorama musical actual. Son muchos vídeos, ¿vale? Es mucho trabajo. Es un tío trabajador, analítico, paciente, simpático con sus haters y sus seguidores, que sabe mantener la distancia entre su trabajo y la realidad. Y una de las maneras que tiene de relajarse un poco es escaparse a su canal Thatistheplan donde básicamente hace lo que le da la gana, dice lo que le da la gana y monta los vídeos de la forma más cazurra y despreocupada posible. Así que paciencia, porque a ese canal esperpéntico pertenece el siguiente vídeo en el que en lugar de un disco, hace un review de un meme. En este caso de la mencionada campaña de Gucci, la cual enfoca como una corporitivización de los memes. Un intento de las empresas de usar algo creado espontánteamente por el pueblo.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Te extraño, Oruga