12 de junio de 2018

Rodney Alcalá, the dating game killer


En 1978 Cheryl Broadshaw participó como las "soltera" en el concurso televisivo de la ABC "The Dating Game". El programa seguía el típico formato en el que varios concursantes compiten por ser elegidos por el soltero de turno que les va realizando preguntas y sometiendo a distintas pruebas, hasta que, finalmente, se decanta por uno de ellos. El soltero y el ganador ganan como premio viajes y actividades juntos durante las cuales puedan conocerse y profundizar en su relación.

El ganador de la edición en la que concursó Cheryl, el elegido por ella fue alguien llamado Rodney Alcala, de nombre completo Rodrigo Jacques Alcala Buquor. Un momento. ¿Nombre completo y real? Eso en un artículo de este blog no puede presagiar nada bueno, ¿verdad? En aquel momento lo único que se sabía de él era que, supuestamente, era un fotógrafo de éxito, aficionado al motociclismo y al paracaidismo, alguien en busca del amor verdadero.

El caso es que Cheryl y Rodney ganaron como premio un viaje y unas clases de tenis juntos. Nunca llegaron a realizarlas. Cheryl acabó por negarse. Más tarde declaró que Rodney le parecía un tipo demasiado siniestro.

Cheryl se libró de una buena. Cuando Rodney apareció en el programa, ya había pasado tiempo en la cárcel por violar a una niña y tenía en su haber al menos cuatro víctimas. No es que la pobre Cheryl fuera la culpable, por supuesto, pero su rechazo probablemente no ayudó, y Rodney siguió matando. Actualmente la cifra de sus víctimas demostradas es de siete, aunque las autoridades, teniendo en cuenta lo declarado en entrevistas, sospechan que podrían ser bastantes más.

Se encontraron en poder de Alcala más de mil fotografías de muchachos y mujeres, muchos de ellos en posiciones sexualmente explícitas. Convencía a los retratados con el argumento de que era un fotógrafo del Los Angeles Times y quería fotografiarles para incluirlo en su porfolio.

Rodney quedó retratado así para la posteridad en la televisión, sonriente, encantador, en pleno uso de sus facultades de seducción.


Más:

No hay comentarios: