20 de diciembre de 2014

Hola, soy Coco, y os voy a explicar la difffRZzX$$$▲▲▲

¿Por qué me obsesionan tanto los glitches y los bugs últimamente? Supongo que porque son cómicos. Tenemos unos medios avanzadísimos para simular la realidad digitalmente de una forma muy creíble, pero por errores de diseño, errores cometidos por humanos, las máquinas fallan estrepitosamente y el resultado es totalmente irrisorio, irreal, pero también plástico. Lo que me interesa quizá es ese forzar los límites de las máquinas y producir digitalmente el equivalente al arte abstracto. Por no decir lo puramente cómico que resulta ver por ejemplo a un jugador de fútbol desaparecer en el horizonte cuando va a tirar un penalty o a un caballo galopar con las patas de atrás flotando como locas en el aire.

Además, me hace plantearme una posible equivalencia en el mundo real. ¿Tiene el mundo bugs? Fallos del programador, efectos totalmente ilógicos e inesperados que no siguen las normas conocidas. ¿Tiene el mundo glitches? Lugares y momentos en los que los gráficos fallen, en los que la materia, las superficies se vuelvan locas y se mezclen unas con otras.

Tenemos fenómenos paranormales, pero en su mayor parte están pobremente documentados y estudiados como para considerarlos hechos. Yo lo que busco es ese momento en que dices "Mira qué curioso: cuando hago esta cosa, sucede esta otra cosa totalmente anormal". En este callejón el tiempo va más lento. En este parque hay un árbol cuya presencia parpadea. Este edificio tiene una pared que se puede atravesar. Dios parece haber fallado como programador aquí, y todo el que quiera puede comprobarlo.

Pero no. Todo funciona a la perfección, al parecer. Supongo que existirán unos cuantos fenómenos científicos sin explicar aun, pero no soy ese tipo de bloguero científico, así que mi ignorancia me impide poner ejemplos. Si conocéis alguno, por favor, no dudéis en dejarlo en los comentarios.

El gif que véis arriba y que en un principio iba a ser el único contenido de este post, antes de que decidiera ponerme a disertar sobre el tema, no es un glitch exactamente. Es una corrupción de un juego de Barrio Sésamo. En una corrupción se fuerzan los fallos, realizando cambios en el código o los componentes físicos.



El forzar los fallos, los glitches, se ha convertido en toda una nueva técnica artística visual. Entramos así en el terreno del databending y el datamosh. Consisten principalmente en trastear con la manera en que los programas comprimen y traducen a datos los fotogramas de los vídeos, para producir el llamado "glitch art". Probablemente hayáis visto por accidente este efecto alguna vez mientras reproducíais una película en formato ripeado. He encontrado referencias a esta técnica que se remontan a 2006, al trabajo de los artistas Betrand Planes y Christian Jacquemin.

Aquí podéis ver un ejemplo de datamoshing de un canal de YouTube ruso bastante demencial, por cierto:


El artista Kanye West, siempre a la última en cuestiones estéticas, aprovechó el datamoshing para el videoclip de su tema "Wellcome to Heartbreak".

En el blog Sunshine in my throat podéis encontrar una explicación de cómo se produce el datamoshing, incluyendo unos vídeos tutoriales del youtuber Datamosher.

No hay comentarios: