1 de febrero de 2015

El experimento de la prisión de Stanford

En el podcast Psicología con Alfonso le dedicaron unos cuantos capítulos a comentar el conocido como experimento de la prisión de Stanford, un experimento psicológico y social realizado en 1971 y liderado por Philip Zimbardo, que hoy en día sería irreproducible, principalmente porque sería considerado no ético. Su duración estaba estimada en dos semanas pero a los cinco días fue suspendido. 

En este experimento, de forma voluntaria y a cambio de un dinero razonable, unos alumnos adoptaban el papel de carceleros y otros el de presos. Se trataba de un experimento del comportamiento humano en una situación extrema. De autoridad extrema, en concreto. Todo el mundo, incluidos los padres de los "presos", se metieron en el papel, demasiado, de hecho. Los "carceleros" se tomaron demasiado en serio su trabajo y sometieron a condiciones humillantes y desquiciantes a los presos, haciéndole a otros seres humanos cosas que fuera del experimento jamás se atreverían. Dentro de la prisión simulada se transformaban. Los presos sufrieron castigos, inspecciones, ejercicios intensos, aislamientos, humillaciones... Sin embargo, sólo dos personas decidieron abandonar el experimento. Todo el mundo actuó según lo que pensaba que se esperaba de ellos.

La historia de este experimento fue adaptada a forma de película en Das Experiment (alemana) y su versión americana, The Experiment.

En Psicología con Alfonso le dedican un capítulo a cada día que duró el experimento, cinco en total, como os digo. Una escucha muy recomendable y muy bien llevada a cargo de Alfonso Caballero y Jose Luis Cuadros.


Tras esos capítulos, realizan otros dos, analizando el Efecto Lucifer (¿bajo qué condiciones la gente buena hace cosas viles?) y el experimento en sí.

Perdonad que no escriba un artículo sobre el experimento, pero creo que en el podcast lo hacen mucho mejor de lo que yo podría.

No hay comentarios: