13 de enero de 2016

9º Aniversario de Atomic Buddha: un podcast y mis 15 artículos preferidos

The cake is a lie



El pasado 11 de enero (ayer mismo, vamos) se cumplió el 9º aniversario de este blog. Un número como cualquier otro. Nueve. Nueve años escribiendo, recopilando información de aquí y de allá, de calidad dispar las más veces, aprendiendo toneladas de vocabulario en inglés, digiriendo y regurgitando, descubriendo maravillas y horrores del mundo digital y postmoderno en cuyo tobogán en espiral nos deslizamos hacia abajo, hacia la oscuridad, en una aceleración constante.

Había que celebrarlo de alguna manera especial. Pensé en un vídeo, con mi cara y todo, ¿eh? Pero no, demasiado personal, demasiados trolls por la jungla. Así que aquí está, algo más audio: Atomic Buddha Podcast Episodio 5, grabado en glorioso sistema mono con un móvil y un sistema manos libres. ¿Pero había un podcast de Atomic Buddha? Sí, lo hubo. Allá por el 2011 y 2012. Y esta sería la 5ª entrega, en la que hablo de la evolución de este blog y hago una recopilación de mis 15 artículos favoritos, aquellos de los que estoy más orgulloso. 39 minutacos hablando de mis cosas. Si lo escuchas entero es que me quieres mucho o tienes mucho tiempo libre.

De todos modos, tranquilos, aquí os dejo la lista de los artículos mencionados en el episodio, para que no tengáis que tragároslo entero. En la columna laterla de este blog siempre ha habido un apartado con los artículos más visitados, pero estos son los que más me gustan a MÍ. Los que me alegro de haber escrito. El orden no implica más o menos preferencia.

The Wire y Shakespeare
No sé muy bien cómo titular este artículo

Si no escucháis el podcast, quedaos con este mensaje: gracias. Gracias a todos los que me han leído, o animado a seguir escribiendo, o hecho críticas constructivas, gracias a los que han aguantado años aquí, gracias a los suscritos por Blogger o RSS, a los que dejan comentarios, a los anónimos y no anónimos. Sois pocos pero muy importantes para mí. Sólo me atrevo a pediros, para que seais más y eso me anime a seguir trabajando, que difundáis aquellos artículos que os gusten. Para ello, debajo de cada post hay unos botones muy monos para compartirlos en las redes sociales habituales. Cuanta más gente me lea, más sentiré que merece la pena emplear mi tiempo en escribir aquí.

Muchas gracias, pequeños bugs de la realidad, y que lo veais muchos años más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te amo Oruga

Oruga dijo...

Ámame, como la abeja al panal.

Gaurwraith dijo...

Me encanta esto. Sobre todo justificarlo con teoria cuántica. Hay un comic que va de algo parecido y que ya no me acuerdo del nombre, pero me gustó, un tio que esta en un mundo en que Bob Dylan es famoso pero ha usado su nombre original, y los discos cambian, y muchas mas cosas así. Anoche cuando empecé a leer esto me dio miedo y todo.

Oruga dijo...

¿A qué te refieres exactamente? ¿Qué es lo que te encanta?