3 de marzo de 2007

Soledad

Creo que lo que de verdad me subyugaba de los shoot´em up subjetivos -videojuegos de disparos en primera persona, como Doom II, Quake y Duke Nukem- era la sensación de soledad. Eres tú sólo contra todo el Infierno. Y con tiempo, salvando partidas oportunamente, insistencia y los movimientos y disparos adecuados, no dudes que los matarás absolutamente a todos, uno a uno, y al final mirarás a los ojos al jefe final y le reventarás la puta cabeza con tu shotgun.

La lucha está llena de ruido y furia, pero cuando has despejado de enemigos toda una zona y los cadáveres poligonales que siembran el suelo ya se están volatilizando, puedes mirar a tu alrededor, siempre apuntando con el máscarón de proa inamovible que es el cañón de tu arma, quedarte quieto y en silencio y oir la maquinaria del inframundo bombeando, los circuitos de la tecnología alienígena chirriando, el viento silbando en el abismo, incluso los merodeos y gruñidos impacientes del enemigo que espera en la habitación de al lado.

Probadlo. Tomaos un momento en la partida de vuestro mata mata subjetivo favorito. Quedáos muy quietos. Sentid el mapa, en toda su tridimensionalidad, todos los mapas que están por venir, inmensos y aparentemente inacabables, cada byte en el que está escrito el juego, repleto absolutamente de iniquidades y criaturas que han sido puestos en el mundo con el objetivo de destruir a una sola criatura: tú.

Tú solo en medio del vacio. Tú solo contra el Infierno. Cuenta bien tu munición.

2 comentarios:

Yotubert dijo...

Vaya, pensaba que yo era el unico que hacia eso xD Durante mi periplo por el Half Life 2 (me lo pase! si! weee!) lo hice infinidad de veces... pero claro, el juego lo merecia xD

sicomantiz dijo...

Yo tambien con los horror survival, comenze con el resident evil y sus sagas de psx, pero cuando descubri el "Silent Hill" que vehia como pasa la predentacion y como mostraba el juego. me aventure por probarlo en la noche y con la luz apagada(ovbio que solo)cahu me costaba creer que pudiera ser adicto al miedo jajajajja